María Teresa, primera sede de la exposición “Desplazados” de Cooperación Internacional ONG

06.10.2016

 

Casi 60 millones de personas viven desplazadas de sus hogares por la guerra y la persecución: más que en cualquier momento desde la Segunda Guerra Mundial. Y la mitad son niños. Por eso, en Cooperación Internacional ONG han ideado una inciativa de sensibilización para acercar sus vidas a los estudiantes españoles. Será a través de una exposición que se presentó el pasado 27 de septiembre en Madrid y que recorrerá a partir de ahora colegios y otras instituciones educativas. El Colegio Mª Teresa ha sido la primera sede en la que empieza su andadura la muestra itinerante, enfocada a la sensibilización de los jóvenes, ante uno de los más acuciantes dramas humanitarios de nuestros días, y que afecta a millones de niños de distintos países.
 
El trabajo muestra las fotografías de Lynsey Addario, prestigiosa fotoperiodista americana, premio Pulitzer 2009. La exposición, basada en el reportaje multimedia “The Displaced” del New York Times, cuenta la historia de tres de niños refugiados en Sudán, El Líbano y Ucrania.
 
La exposición Desplazados forma parte de un plan global de solidaridad que se ha puesto en marcha en el colegio para este curso 2016-2017, organizado por Cooperación Internacional ONG. Todos los alumnos de Secundaria recibirán 3 sesiones de sensibilización al año, una por trimestre, acerca de la realidad de ciertos colectivos en riesgo de pobreza o exclusión, y además realizarán algunas actividades de voluntariado, acordes con su edad. Además se llevarán a cabo otras exposiciones y eventos solidarios para todo el colegio.
 
Hana es una niña Siria que lleva 3 años sin pisar su casa. Vive en una tienda de lona y madera en un campo de refugiados, desde el que puede ver las montañas que dividen el Líbano y Siria. Oleg vivía con sus padres enun pueblo de Ucrania, hasta que en 2014 estallaron los combates, un proyectil impactó en su habitación y su escuela fue devastada. Y Chuol, de 9 años, tuvo que huir cuando los combatitentes asolaron su poblado del Sur de Sudán, tras el asesinato de su padre y su abuelo. Después de semanas vagando por las aguas de un pantano, entre cocodrilos y serpientes, se unió en una pequeña isla a otros 80.000 desplazados. 
 
En sus rostros se mezcla la inocencia de la niñez con la dura huella del dolor. Los niños no tienen elección alguna en la materia. No pueden estar en ningún otro lugar o tener una edad distinta. Sólo pueden resistir, y lo hacen,  milagrosamente. ¿De dónde viene esta capacidad? ¿Son los niños capaces de recuperarse tan rápidamente de la adversidad a causa de su inexperiencia, porque no se dan cuenta de todo el mal que realmente sufren? ¿O son capaces de perderse en un partido de fútbol o jugando al pilla-pilla, porque tienen una mayor capacidad que los adultos para vivir enteramente el presente? 
 
Sobre esta cruda realidad que plantea uno de los más complejos desafíos del momento histórico que vivimos, hablaron expertos y testigos de excepción, en una mesa de debate que sirvió para presentar la muestra: Amaia Celorrio, Responsable de Comunicación del Comité Español de Acnur, Alberto Rojas, reportero del diario El Mundo, Alfonso Rodríguez, reportero de TV, Sonia Benito, Adjunta al Director para Asuntos Económicos de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica, de la Universidad Politécnica y Rafael Herraiz, director de Cooperación Internacional ONG. La exposición Desplazados forma parte de un plan global de solidaridad que se ha puesto en marcha en el colegio para este curso 2016-2017, organizado por Cooperación Internacional: todos los alumnos de Secundaria recibirán 3 sesiones de sensibilización al año, una por trimestre, acerca de la realidad de ciertos colectivos en riesgo de pobreza o exclusión, y además realizarán algunas acciones de voluntariado acordes con su edad.

Please reload

Entradas destacadas

Graduaciones Curso 2018/2019

19.06.2019

1/5
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags